MOBY DICK. (Review)

“Más del 70 por ciento de nuestro cuerpo es agua. Lo mismo pasa con nuestro planeta”

 Es de esperar que en un espacio tan grande existan cosas grandes. Ese es el origen del mito de la Ballena Blanca.

Moby Dick es la historia de una obsesión que discurre por partida doble: la venganza de Ahab y la fascinación de Mellville por lo inconmensurable.

Pensando en géneros narrativos. ¿En qué categoría podría inscribirse Moby Dick?
Creo que en ninguna, salvó aquella reservada a la miscelánea o, hablando mal y pronto, la criolla “bolsa de gatos”.
Moby Dick es más el intento que el resultado, pero ¡Qué intento! Un esfuerzo titánico, la idea del libro total, del libro mundo, del libro océano.
La novela, atestiguado por palabras del autor, fue escrita a las apuradas.
Nunca termina de cerrar ni de entenderse como unidad, y en eso, precisamente, radica su encanto: en ser un artefacto titánico que se le va de las manos a todo el mundo.
La novela comienza con un simpático narrador en primera persona, Ismael, que se desdibuja en un narrador omnisciente, quién tampoco entiende muy bien cuál sería su papel, y termina en un epílogo para salvar los trapos en el que vuelve el narrador original, que se había perdido en algún punto de la marejada de 800 páginas.
En el medio, hubo centenares de capítulos naturalistas en los que el autor explica darwinianamente las diversas partes de la ballena y los recovevos de los barcos balleneros, entre muchas otras cosas.
¿Suena caótico?
Lo es, pero es parte de la mística de la obra. Mellville hizo lo que quiso en esta novela, y encuentro pocas cosas más respetables que la gente que hace lo que quiere.
Andrew Delbanco, especialista en Mellville, sostiene que Moby Dick es una novela para recomendar, pero que no se debe incistirse mucho si el otro empieza a dar rodeos.
Me parece un buen criterio.

 

5 comentarios en “MOBY DICK. (Review)

  1. julioalejandre dijo:

    Me gustan los artículos sobre libros. La primera vez que leí Moby Dick estaba viviendo en un secarral candente y la novela me transportaba una y otra vez al mar, agua, frío… La segunda que la leí me pareció un intento de escribir una nueva biblia. En todo caso, una novela magnífica

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.